Arrestaron a un motociclista alcoholizado y armado en operativo vehicular

Anoche en zona sur, agentes de la Secretaría de Control y Ciudadana y fuerzas federales llevaron adelante un procedimiento de prevención vehicular. Remitieron una moto cuyo conductor, aparentemente ebrio, portaba un revolver cargado por lo que fue apresado.


Un motociclista armado fue detectado anoche circulando por la calle en la zona sur de Rosario, en el marco de un operativo preventivo y de control desarrollado por la Secretaría de Control y Convivencia Ciudadana y Gendarmería Nacional. Se trata de un hombre que terminó detenido. 

De acuerdo a lo que precisó el secretario Guillermo Turrin, en la noche de este viernes, agentes de la Guardia Urbana Municipal (GUM) junto a fuerzas federales asentadas en la ciudad, desplegaron acciones de fiscalización vehicular en distintos puntos de la ciudad. En inmediaciones de Arijón y Balcarce, se controló una moto cuyo conductor aparentemente estaba alcoholizado. 

Durante la inspección vehicular, el hombre no pudo acreditar la documentación obligatoria. Precisamente, debido a la falta de seguro se procedió a remitir el rodado al corralón municipal. Luego, en el marco de la requisa concretada por los gendarmes, se pudo hallar entre sus ropas un arma de fuego con tres proyectiles. 
En consecuencia intervinieron el Ministerio Público de la Acusación (MPA) y personal de la Unidad Regional II de la Policía de Santa Fe que colaboró en las actuaciones. 

“La prevención de accidentes y de delitos son algunos de los fines que perseguimos desde la Municipalidad de Rosario a la hora de desplegar nuestra presencia y reforzarla con fuerzas de seguridad, en distintos lugares de la ciudad, a toda hora”, observó Turrin quien destacó la importancia de actuar con anticipación, sosteniendo los controles y activando la promoción de conductas responsables y legales al volante. 

La Secretaría de Control y Convivencia Ciudadana, a través de la GUM y la Dirección de Fiscalización de Transporte, acordaron un programa de trabajo preventivo con las fuerzas federales asentadas en la ciudad, teniendo en cuenta los reclamos registrados en el Sistema Único de Atención Ciudadana (SUA). “La iniciativa es de carácter preventivo y tiene como fin, promover condiciones de seguridad y convivencia en el lugar donde se establece el procedimiento”, remarcó el secretario Guillermo Turrin.

La Municipalidad de Rosario cuenta con un sistema de reclamos (SUA) en el que los vecinos pueden dejar plasmadas sus inquietudes y necesidades respecto al alumbrado público, animales, arbolado, carteles en la vía pública, cementerios, contaminación ambiental, convivencia ciudadana, higiene Urbana, inspección, licencia de conducir, mantenimiento urbano, saneamiento, taxis y remises, transporte Urbano de Pasajeros, tránsito y tributos, entre otros.

Según explicó el funcionario, el mayor número de presentaciones tiene que ver con ruidos molestos y muchos están relacionados a los autos que se trasladan con música a volumen elevado. Le siguen reclamos por personas en situación de calle, violencia de género, convivencia urbana, situaciones conflictivas en el tránsito, obras en construcción, éste último se establece con mayor frecuencia en el macrocentro. “La iniciativa, en síntesis, vincula de forma directa el reclamo del ciudadano con un operativo estatal, previa planificación eficiente”, ahondó.

En este sentido “se ubica en ese espacio de conflicto a unos 20 agentes municipales y gendarmes con una diversidad de tareas: fiscalización de documentación, identificación,  inspección de transporte y control de condiciones de conducción, entre otras”, precisó el secretario. “La intención que se persigue es marcar presencia estatal que permita garantizar allí y en ese momento, el cumplimiento de las normas y el respecto y uso democrático de la vía pública, llevando seguridad y mejores condiciones de habitabilidad a los vecinos”, completó.