Artistas nacionales e internacionales llenan de murales el barrio de Lionel Messi

En el marco del primer Encuentro Internacional de Muralismo y Arte Público, muralistas intervienen 32 espacios del barrio La Bajada. La intendenta Fein recorrió las obras en proceso.


La mirada de Lionel Messi está estampada en el pasaje La Bajada. Unos metros más allá, la figura de la Pulga, de niño, sostiene un pincel entre sus manos, en una imagen que queda eternizada junto a unos rayones que, dicen en el barrio, el propio Lio dejó marcados en alguna tarde de su infancia. Apenas a una cuadra de allí está la casa donde creció.

Una vecina pasa y cuenta que el astro rosarino “molestaba todos los días con la pelota, nos rompía todos los vidrios”. Se ríe sin ocultar que detrás de la anécdota hay orgullo. Hay rastros del 10 de la selección por todos lados. Y ahora más, con la pintada de 32 murales que embellecerán las paredes del vecindario.

Hasta el 10 de junio, las paredes de La Bajada, el barrio donde nació y creció Messi, están siendo intervenidas por artistas plásticos de diferentes partes del país y de Latinoamérica. Es que se está desarrollando el primer Encuentro Internacional de Muralismo y Arte Público El Futuro está en Juego, organizado por el Movimiento Internacional de Muralistas (MIM) Ítalo Grassi, junto a vecinos del barrio con el auspicio de la Municipalidad de Rosario y el Gobierno de la Provincia de Santa Fe. 

Durante 5 días los artistas confeccionarán 32 murales dentro del radio comprendido por las calles Uriburu, Juan Manuel de Rosas, Ayacucho e Ibáñez, legando así un auténtico museo a cielo abierto en las calles que fueron testigos del nacimiento de una leyenda.

Durante la jornada de hoy, la intendenta Mónica Fein recorrió los murales, charló con los artistas plásticos y con los vecinos del barrio y expresó su “alegría” porque “el barrio donde Messi se crió pueda estar lleno de murales que transmitan de alguna manera lo que Lionel nos dice: un deportista con mucho esfuerzo, un referente por su compromiso”. La mandataria resaltó que “Lionel no se olvida de su ciudad, siempre vuelve a Rosario, lo que demuestra el compromiso que tiene con su ciudad natal”.

El año pasado los vecinos del barrio quisieron homenajear a Messi con un mural dedicado a su persona. En esa oportunidad, confiaron la tarea a Lisandro Ramón Urteaga, quien es delegado por Santa Fe del MIM.

 Aquel primer deseo de plasmar la figura de la Pulga en el barrio de su infancia fue la chispa que encendió la idea de esta iniciativa histórica que eternizará en las paredes de la zona sur la mística de numerosos artistas de proyección internacional.

“Es una locura, estamos felices”, expresó Julia Martínez, vecina del barrio. En una pared de su casa y del quiosco de la esquina de Estado de Israel y Juan Manuel de Rosas está alumbrándose uno de los tantos murales que embellecerán el barrio. “Es el más lindo de todos el mío”, cuenta entre risas.

 “La verdad es que es divina la gente, los muralistas vienen hasta de fuera del país, estamos felices, va quedando hermoso”, asegura. “Messi es todo, él es conocido en todo el mundo y que salga de acá es un orgullo, ojalá que venga cuando pueda y se sienta orgulloso de las cosas que estamos haciendo en el barrio”, agrega.

Graciela Molina lleva varias décadas en el barrio, tiempo suficiente como para recordar cuando el pequeño Lionel pasaba por su cuadra de la mano de su abuela que lo llevaba a jugar al fútbol. “Estaba siempre con la pelota, me acuerdo que el vecino de la esquina lo corría y le quitaba la pelota, pobrecito”, cuenta. 

En la cuadra de su casa están pintando un mural. “Me parece hermoso porque lo reaviva al barrio, lo pone lindo”, dice y sostiene que “se lo merece al homenaje, demasiado pasó cuando era chiquito”.

Un referente por su compromiso


Durante su recorrida, Fein pudo conversar con muralistas llegados a Rosario desde diferentes partes del país y del continente. Como Manuel Llada, quien vino de Lima, Perú. “Es emocionante venir acá, tratar de transformar el barrio y que la gente aprecie lo que cada uno viene a dar”, dice. “Es un barrio muy bonito y esperemos que esto ayude a iniciar un proceso de cultura con los jóvenes”, agrega.

Para Franklin Contreras, quien llegó desde Cúcuta, Colombia, “esto es incomparable, una maravillosa experiencia”. Para el artista, que la iniciativa haya surgido de los propios vecinos “es como representar ese amor hacia él por poner el nombre de Argentina y de esta zona a nivel mundial”. “Se siente la presencia de Messi, los vecinos nos preguntan si lo que estamos pintando tiene que ver con él”, suma.

Alejandro Sandoval llegó desde Mulchén, Chile. “Encuentro muy lindo que la gente tenga este sentido de pertenencia, es como si fomentase la cultura del barrio”, sostiene. Resalta que “los vecinos han sido muy geniales, nos recibieron muy bien, es todo muy acogedor”, y considera que “por todos lados se ve el número 10 irradiado, se siente que estoy en el barrio de Messi”.

Silvina Segura es de Santiago del Estero y desde allí viajó para participar con su mural. “Es una emoción inmensa, cuando se acercaba la fecha me caía la ficha de que iba a estar en este barrio”, dice y asegura que “los vecinos a cada rato nos hablan de él, nos recibieron muy bien, cuidan todos los detalles”. “Llegas aquí, decís Lio y siento que el corazón se me acelera”, cierra.