Este fin de semana remitieron 60 vehículos por faltas de tránsito. 42 casos fueron por alcoholemia y narcolemia.

La Secretaría de Control y Convivencia Ciudadana municipal llevó a cabo múltiples intervenciones. Unos 42 casos fueron por alcoholemia y narcolemia.


Este fin de semana unos 60 vehículos fueron remitidos al corralón municipal en el marco de los operativos preventivos que se realizan cotidianamente en distintos puntos de la ciudad. Esta cifra corresponde a procedimientos nocturnos en zonas muy concurridas a fin de preservar condiciones seguras en la permanencia y circulación de los ciudadanos

El secretario de Control y Convivencia Ciudadana, Guillermo Turrin, confirmó que este fin de semana agentes municipales en colaboración con efectivos de la Unidad Regional II de la Policía de Santa Fe, llevaron adelante casi 300 intervenciones nocturnas en las que se fiscalizaron elementos de seguridad, documentación y condiciones de conducción.

En este marco se remitieron al corralón municipal 60 vehículos. De ese total 41 fueron casos de alcoholemia, siendo de 1.72 el nivel máximo registrado. En tanto, hubo un procedimiento por narcolemia positiva por consumo de benzodiazepina.

"La conducción bajo los efectos del alcohol y las drogas es extremadamente riesgosa. Como Estado municipal mantenemos controles para prevenir que se maneje en condiciones irregulares y apelamos, a través de las acciones de sensibilización y concientización vial que promovemos, que la ciudadanía nos acompañe respetando las normas que ordenan nuestra circulación", sostuvo Turrin.