Rosario - Argentina


viernes, 25 de mayo de 2012

Preocupa la proliferación de ratas en las escuelas de Rosario

Vecinos y padres de alumnos de las escuelas primaria Nº 1318 y secundaria Nº 547, de Saavedra y Barra, siguen reclamando respuestas frente a la proliferación de ratas en el lugar.

La Capital

La escuela de Barra y Saavedra.

Vecinos y padres de alumnos de las escuelas primaria Nº 1318 y secundaria Nº 547, de Saavedra y Barra, siguen reclamando respuestas frente a la proliferación de ratas en el lugar. Tras la muerte de un chico de 15 años por hantavirus, afirmaron ayer que la presencia de los roedores es causada por varios basurales existentes en la zona y, particularmente, por el terreno de una ex chatarrería ubicada frente al edificio educativo. En ese mismo punto hizo hincapié el concejal Alberto Cortés (PSA-Proyecto Sur), quien pidió una desratización "urgente del lugar y, en especial, de ese predio" (ver aparte). El director de Parques y Paseos municipal, Nicolás Mijich, aclaró que "se está trabajando" para revertir la situación y solicitó la colaboración de los vecinos a través de "la mantención de los patios limpios".
Las denuncias por la presencia de ratas en ese barrio de la zona oeste de Rosario se agudizaron hace dos semanas, cuando autoridades sanitarias confirmaron la muerte por hantavirus de un adolescente de 15 años, alumno de la escuela secundaria.
"Si bien la escuela fue fumigada, los basurales de la zona y el terreno de enfrente, donde funcionaba una chatarrería, siguen estando en malas condiciones y, encima, con las lluvias los cebos para las ratas pierden efectividad", detalló Jorge Di Orio, padre de alumnos de la escuela y vecino de la zona. Es más: aseguró que "en los alrededores del edificio, sobre todo a la noche, las ratas aparecen por todos lados".
Limpieza. Frente al reclamo, y en una época del año en la que la presencia de vectores como los ratones aumenta, el responsable de Parques y Paseos (de quien depende la Dirección de Vectores) explicó que "ya se trabajó en la desratización de la zona y en los alrededores de la escuela".
Luego señaló que con equipos propios del municipio se trabaja en relevamientos de 51 áreas de toda la ciudad, donde controlan zanjas y espacios públicos con una periodicidad de entre 30 y 35 días.
Sin embargo, Mijich admitió que "los terrenos privados son más amplios que los espacios públicos que puede controlar el municipio", e incluso el director de Vectores, Gabriel de Santiago, admitió que "se hacen todos los esfuerzos posibles, pero humanamente no alcanzan".
Por eso, los funcionarios pidieron a los vecinos que ayuden a evitar la propagación de cualquier tipo de vectores, desde ratones y alacranes hasta mosquitos y cucarachas, "manteniendo limpios sus patios, con el pasto cortado, sin ramas ni escombros, y no acumular envases".
Esa tarea comprende los llamados 60 puntos de arrojo que tiene la ciudad: pequeños basurales que se conforman por la recolección informal y por los propios vecinos, que muchas veces tiran escombros o ramas en el lugar.
Esos puntos (estiman que hay unos 15 por cada distrito) son limpiados por las empresas concesionarias Cliba y Lime, que también llevan adelante el servicio de desratizado. "En estos casos, lo que hace el municipio es controlar que las desinfecciones se hagan", detalló.

Noticias relacionadas
Archivo internet

Dos días sin clases por ratas en una escuela de Villa G. Gálvez 

La Escuela 1.241 "Batería Libertad" de esta ciudad debió suspender sus clases durante dos días el martes y el miércoles pasados ante la presencia de numerosos roedores en sus instalaciones.

La situación obligó a una urgente y profunda desratización y a organizar una jornada de concientización sobre el problema, dirigida a la comunidad educativa.
Mientras, un gran cartel en la entrada de la escuela de calle Libertad 753, advertía de los hechos en el marco de situación de posible caso de hantavirus por el que hace algo más de una semana falleció un adolescente en la zona sudoeste de Rosario.
Aumento de ratas. Mientras vecinos del oeste de la ciudad denunciaron la creciente presencia de ratas en la zona, Laura Pedone, directora de la escuela, confirmó a este diario que el establecimiento estuvo cerrado y sin dictar clases por la gran cantidad de roedores, en tanto que ayer el edificio reunía las condiciones de higiene necesarias para recibir a los chicos.
"Empezamos a tener indicios de la presencia de ratas en el establecimiento y la semana pasada confirmamos nuestras presunciones", dijo la docente.
Las autoridades de la escuela se remitieron en primer término a la Municipalidad villagalvense donde el secretario de Salud y Medio Ambiente, Armando Perichón, tras confirmar la situación derivó las actuaciones hacia el ámbito de Educación.
"La semana pasada Sanidad Ambiental del municipio se presentó en la escuela y constató la presencia de roedores, pero como el edificio escolar depende del Ministerio de Educación de la provincia, estos tomaron cartas en el asunto", dijo Perichón quien agregó que para el caso se siguió el protocolo interno, por el cual el Ministerio de Educación junto con el de Salud provincial tomaron en sus manos el problema.
La problemática de la escuela Batería Libertad refleja una compleja situación de la ciudad, que periódicamente sufre la falta de una recolección de residuos eficiente y no tiene resueltos importantes problemas de infraestructura sanitaria.
Reacciones:Interesan

0 comentarios :

Publicar un comentario

Ley 26.032: La búsqueda, recepción y difusión de información e ideas de toda índole, a través del servicio de Internet, se considera comprendido dentro de la garantía constitucional que ampara la libertad de expresión.